Alimentos genéticamente modificados o GMO? 26/03/2014

Que son los alimentos modificados o GMO? Estos alimentos son el resultado de un proceso de laboratorio que inserta genes de una especie dentro de los genes de otra para obtener una característica deseada (por ejemplo: salmón de crecimiento más rápido).?

 

Diversos estudios en animales indican serios riesgos para la salud asociados a estos alimentos, entre ellos infertilidad, problemas inmunológicos, envejecimiento precoz, fallos en la regulación de la insulina y cambios en órganos principales y en el sistema gastrointestinal.

 

En efecto, la Academia Estadounidense de Medicina Ambiental ha solicitado a los médicos recomendar a todos los pacientes evitar por completo los alimentos genéticamente modificados.

 

 

Estas son 10 recomendaciones a la hora de comprar alimentos:

 

 

1. Elige alimentos orgánicos. Las normas orgánicas nacionales del Departamento de Agricultura de EE.UU. prohíben los OGM.

 

2. Compra muchas frutas y verduras. La mayoría de productos frescos no están modificados genéticamente. Sin embargo, el pepino, el ayote sazón (calabaza), el edamame, el maíz dulce y la papaya de Hawai o China son considerados alimentos de alto riesgo y es mejor evitarlos. Solo debes comprar estas frutas y verduras de alto riesgo si están etiquetadas como "orgánicas" o como "no modificadas genéticamente", aconseja.

 

3. Busca el sello que verifica que no es un OGM.

 

4. Ten cuidado con los aditivos. Los cinco OGM más comunes -maíz, canola, soya, algodón y remolacha azucarada- a menudo terminan como aditivos (jarabe de maíz, aceite, azúcar, saborizantes o espesantes) en los alimentos empacados, major revisar las etiquetas de los ingredientes cuidadosamente.

 

6. Elige mariscos capturados en la naturaleza. A algunos peces de criaderos los alimentan con OGM.

 

7. Solo dile "no" a los ingredientes de alto riesgo. Olvídate de la soya, la canola, la semilla de algodón, el maíz y el azúcar de la remolacha azucarada, los cuales están en mayor riesgo de estar modificados genéticamente.

 

8. Enfócate en la fibra. La mayoría de granos, semillas, nueces y frijoles no están modificados genéticamente.

 

9. Evita el aspartame. Un ingrediente en las gaseosas dietéticas y en los "dulces" bajos en calorías, el aspartame, en realidad está modificado genéticamente.

 

Fuente: Jeffrey M. Smith Genetic Roulette: The Gamble of Our Lives, executive director of The Institute for Responsible Technology, EEUU.



regresar
Pizarra