Mitos sobre la hidratacion 18/02/2014
Mito: Todas las bebidas deportivas son iguales.
Hecho: No todas las bebidas deportivas son creadas de la misma manera. Una bebida deportiva bien formulada debe rehidratar rápidamente, reponer y reactivar el cuerpo. Una bebida bien formulada debe contener 6% de carbohidratos, por lo menos 100mg de sodio, al menos 28mg de potasio, sin gas carbónico y sin cafeína. (Maugham and Murray, 2001)

Mito: El agua es el mejor rehidratante.
Hecho: El agua es buena para saciar la sed pero no es un buen hidratante durante la actividad física. El agua le dice al cerebro que “apague’ la sed antes de que las necesidades de fluidos del cuerpo sean cubiertas. Además, si eres atleta, el agua no le suministra a tu cuerpo lo que necesitas: combustible – carbohidratos - y electrolitos.

Mito: En el sudor solamente pierdo agua.
Hecho: El sudor contiene sodio y otros electrolitos como potasio y cloro. Como se pierden electrolitos a través del sudor, su disponibilidad en el cuerpo disminuye, y los músculos son más propensos a los calambres. El agua no contiene electrolitos. Por esto Gatorade es la mejor manera de rehidratar el cuerpo debido a que contiene electrolitos.

Mito: Las bebidas deportivas elevan la cantidad de azúcar en la sangre produciendo una caída en el rebote que te dejara sin energía.
Hecho: La realidad es exactamente lo contrario. Gatorade ayuda a mantener el azúcar sanguíneo en un nivel constante durante el ejercicio prolongado. Por lo tanto, en lugar de reducir tu energía, en realidad te ayuda a realizar ejercicio más fuerte y durante más tiempo.

Mito: Las bebidas deportivas tienen mucho sodio.
Hecho: Puede sorprenderte conocer que 250ml de Gatorade contiene las misma cantidad de sodio que un vaso de leche o una rebanada de pan. Por eso es considerada como una bebida “baja” en sodio según los lineamientos de la Food and Drug Administration de los EE.UU. El sodio en el Gatorade está allí para ayudar a reponer el sodio que se pierde en el sudor, estimular la sed para ayudar a los atletas a tomar más y mantener el balance de fluidos en el cuerpo.

Mito: Las bebidas deportivas son altas en calorías y producen aumento de peso. Además, ellas anularan lo que yo quiero lograr durante el ejercicio.
Hecho: No es cierto. Con solo 50kcal en cada porción de 240ml – alrededor de la mitad de calorías de la misma ración de jugo de manzana- Gatorade realmente puede ayudar. Gatorade suministra energía para los músculos que se ejercitan, de manera que puedas trabajar más fuerte y durante más tiempo. (Below, et al; 1995. Menzel, et al; 1999)

Mito: Las bebidas deportivas no son para niños.
Hecho: El sabor y los electrolitos en las bebidas deportivas alientan a los niños a tomar más de lo que lo hacen con el agua sola, y a estar bien hidratados, lo cual es un factor clave para mantenerlos seguros en el campo de juego. (Wilk and Bar-Or; 1996). La ciencia demuestra que los niños son más susceptibles a las complicaciones por el calor que los adultos, especialmente cuando están deshidratados. Una bebida deportiva bien formulada ayuda a mantener a los niños alejados de las complicaciones por calor de manera que ellos puedan divertirse.

Mito: Las bebidas deportivas deben diluirse.
Hecho: Definitivamente no. Al añadirle agua a una bebida deportiva se diluye el sabor, el contenido de carbohidratos y el nivel de electrolitos; cualquiera de estos factores puede reducir los beneficios sobre el rendimiento.

Mito: solo necesito bebidas deportivas si soy un atleta de resistencia y entreno o compito por mas de una hora.
Hecho: Mientras más corta sea la sesión de ejercicios, mas razones habrá para hacer que cada minuto cuente. Al tomar Gatorade es posible sacar mayor provecho de cada sesión de ejercicio.

Mito: Al consumir una bebida deportiva durante el entrenamiento se pueden producir malestares estomacales o una incómoda sesión de llenura.
Hecho: En realidad ocurre justo lo contario. Gatorade ha sido formulada para evitar malestares estomacales y sensación de llenura durante los deportes intermitentes. Las investigaciones demuestran que una solución al 6% de carbohidratos es la mejor debido a que se vacía del estomago y es absorbida por el intestino tan rápido como el agua.


regresar
Pizarra